jueves, 30 de mayo de 2013

Qué NO comprar

En el mundo modelístico muchas veces necesitamos herramientas auxiliares, y a veces por ser inexpertos no sabemos elegir bien, o no tenemos información previa sobre lo que vamos a comprar.

En mi hobby, como saben, está incluido el fabricar módulos de maqueta (T-Trak).



Para la fabricación de estos módulos se requiere, una de dos: mandarlos a hacer con un carpintero (que normalmente no querrá hacer solo un módulo, sino más de uno) o fabricarlos uno mismo.

En la segunda opción está, o mandamos cortar el material (la madera en este caso) o lo cortamos nosotros mismos. En la mayoría de mis módulos he decidido cortarla yo mismo, y pensando en ello, me compré la herramienta que ven en la foto de arriba. Es una mini sierra de banco que compré en una tienda de modelismo.

Suena lógico, ¿no? Una mini sierra de banco, con guía, para cortes precisos, para que sea más rápido. En este caso, fue la Mighty Mite de herramientas Chicago. Pensé que sería una buena adquisición, pero oh decepcion.

La foto me sugería que sería un poco más grande, pero es demasiado pequeña. Después, se supone que trae una guía para cortes rectos. Por supuesto que la trae. Lo malo: está mal hecha, así como el canal en el que va. No son perfectamente rectos.

Pensé que podría pasar por alto todo eso y que quizás me sorprendería el poder que tendría para cortar. También me equivoqué. Al momento de probarla con un trozo delgado de madera, esta "sierra" se traba, el disco de corte se detiene como si estuviera cortando el material más duro del mundo, no puede avanzar, a pesar de que no empujo el pedazo de madera, pues hay qué recordar que con estas herramientas no hay qué ejercer más fuerza que la que nos va exigiendo la misma.

Con muchos trabajos logré cortar una poca de madera de apenas 3mm de espesor. La guía no ayudó mucho, y los cortes salieron chuecos. Además, las orillas quedaron como quemadas.

Quise darle otra oportunidad y lo intenté ejerciendo aun menos presión con la madera, casi nada. Sin embargo, en una de esas, el eje que sostiene el disco de corte se zafó de su lugar, y oh sorpresa! El disco ya no estaba fijo.

Algo le sucedió al motor por dentro, que el eje ahora "baila" y eso que no traté mal esta herramienta. Eso es seguro. Por lo tanto, si ven esta cochinada en alguna tienda o en internet, NO LA COMPREN. 

Lo único que me ha funcionado, es: O ir a Home Depot a que corten las piezas a la medida que yo quiero, o cortarlas con mi Dremel Trio. Es un poco más complicado preparar todo para cortes rectos con la Trio, pero una vez hecho...es más fácil que escribir este post. En caso dado, y para quien tenga el dinero y el espacio necesarios, puede mejor comprarse una verdadera sierra de mesa. Cuestan tan solo el doble de lo que me costó esta cochinada que está impulsada por un simple y sencillo motor de máquina de coser. Capaz que ni para madera balsa sirve.

Otras entradas