lunes, 28 de marzo de 2016

¿Americano, o europeo?



Desde mi punto de vista, en un sentido estético, podemos dividir los estilos del ferromodelismo en dos grandes grupos: los trenes americanos y los europeos. Existen otras vertientes que son populares en ciertas regiones del mundo, como los trenes japoneses, y también otras poco conocidas como los trenes australianos o rusos (que en cierto modo estos últimos serían "medio" europeos), pero no voy a hablar de ellas.

Podría pensarse que la preferencia por un estilo en particular es solamente por gusto, pero hay mucho más involucrado, por ejemplo, las tecnologías o normas diferentes empleadas en la fabricación de los trenes.

Con este video, pretendo hablar un poco más en un tema que a veces podría prestarse para decir que "es mejor lo americano" o "es mejor lo europeo".



Queda mucho en el tintero, mucho qué decir, pero lo único que puedo añadir por el momento es que las dos variedades principales, los dos "sabores" del ferromodelismo en escala N tienen una gran variedad, y sus particularidades.

Maqueta orgullosamente americana

 En América, esta afición se concentra fuertemente en Estados Unidos, y me atrevería a decir que se va diluyendo conforme uno va bajando hacia el cono sur; en México tiene cierta intensidad, pero por cuestiones de economía, y de accesibilidad a los diferentes materiales, no podemos ejercer el hobby de la misma manera que los vecinos del norte: mientras un gringo puede comprarse varios trenes de un jalón, quizás nosotros tan sólo podamos con una locomotora (peor que el dólar está más caro). Es decir, en México, este hobby es aun más minoritario, y no existen comunidades grandes y unidas ni en la vida real ni en internet en donde se intercambien conocimientos e ideas; sí hay, pero a una escala mucho menor que en otras latitudes. Y más al sur del continente, no sé cómo esté la situación, pero el hecho de que no existan de fábrica trenes a escala decorados con esquemas centroamericanos o sudamericanos, me da a entender que la demanda por esos lares no es mucha, o que los ferromodelistas tienen qué recurrir mucho a hacer sus propias decoraciones. En el ferromodelismo americano, el tren de carga tiene un lugar especial, pues es lo que más vemos. Y el de pasajeros también pero pienso que no es tan notorio como el de carga.

Maqueta orgullosamente europea

En Europa, sin embargo, la afición es más homogénea, pues existen modelos de fábrica para representar a los trenes incluso de esos países raros de Europa del Este, y de países nórdicos, aunque la afición se sigue concentrando en ciertos países como Reino Unido (aunque digan que no son europeos), Alemania, España y Francia. Caso curioso, España, un país muy parecido al nuestro (casi nada, somos, en parte, descendientes de españoles) tiene una "plantilla" de ferromodelistas que crean grandes comunidades tanto reales como virtuales, gustosos por el "bricolaje" y por compartir su conocimiento en modificaciones electrónicas, de pintura, motorizaciones (utilizan los chasis de modelos americanos para motorizar modelos estáticos, con resultados bastante buenos). Quizás allá el hobby también sea minoritario, pero al menos tiene más presencia y cooperación, a mi parecer. De hecho, los primeros cúmulos de información que obtuve sobre el ferromodelismo y la escala N fueron en sitios y foros españoles. Claro que, hay qué tomar en cuenta la economía por esos lugares, además de su extensión territorial comparada con la nuestra, aspectos culturales y sociales, etc. Y en Europa, la variedad de trenes de pasajeros a escala, como menciono en el video, refleja una realidad que viven allá: el uso masivo de este tipo de trenes para transportarse.

Una poderosa "cienpies" de Broadway Limited

Las marcas que hacen modelos exclusivamente americanos como Bachmann, Atlas, Fox Valley y otras, se valen de sus fábricas en China, y he de decir que, si bien tienen productos que van de lo "decente" a lo bueno, muchas veces en cuanto a calidad de fabricación y atención al detalle, no se comparan con los trenes "eurofeos" como se les llama a veces. Es cierto que hay marcas de GRAN calidad que hacen sus modelos aquí mismo en el continente, o en China pero de calidad muy superior, como Bowser, Intermountain, Broadway Limited, pero hacen modelos en cantidades muy limitadas y a precios estratosféricos. Me imagino que es en gran parte por la cultura "consumista" de lo desechable de nuestros vecinos de EUA; sé que cuidan sus modelos, pero de seguro no les duele tanto si se les descompone alguno, pues pueden ir y comprar otro.





El Connex de Fleischmann


En cambio, viendo marcas que fabrican modelos exclusivamente europeos, tales como Fleischmann, Roco y Minitrix, se nota que van de lo bueno a lo excelente; en parte por precios de importación y en parte por su precio propio, son de los más caros que se pueden conseguir en América, y la atención al nivel de detalle llega a ser muy superior, además de ofrecer prestaciones tales como la instalación de decoders sin cables, luces exteriores e interiores muy detalladas, y gran variedad, que se pueden encontrar trenes de diferentes épocas y países...en escala N. No hablo de Mehano por dos cosas: no se dedica exclusivamente al material europeo, y es de la peor calidad que he visto.

Tampoco hablo de Kato demasiado, porque hace material para diferentes mercados, principalmente para el japonés, pero también para el americano y europeo...además, el ferromodelismo japonés es harina de otro costal. Eso sí, muy buenos modelos, y quizás en un término medio entre las marcas americanas y europeas.

En fin, todo se resume a una cuestión de gustos, pero es un tema que a veces sale a la plática.

Nos vemos en el horizonte, donde los rieles se juntan...

Otras entradas