domingo, 3 de julio de 2011

¿Qué es el Ferromodelismo?¿Por donde le empiezo?

Bien, antes que nada, esto que sigue está copiado íntegramente de mi otro Blog que les invito a visitar, un espacio con temática general que tiene algunas cosillas de ferromodelismo que poco a poco iré migrando para acá:



Ya entrados en gastos, ¿cómo empecé con todo esto y qué demoños es el ferromodelismo?



Me inicié gracias a un tío que inició con la afición pero por rollos de tiempo no le pudo seguir, y me regaló algo de material para empezar. Es algo a lo que quisiera dedicarle más tiempo pero que definitivamente seguirá a la par de mis otras aficiones.

 Una de mis primeras locomotoras

¿Qué es?

Es la representación del transporte ferroviario a una escala pequeña, así como el modelismo estático abarca vehículos militares, coches, robots, figuras, qué se yo. Pero a diferencia del modelismo estático, este es dinámico, claro, si se quiere, porque existen treneros que coleccionan material rodante para exhibirlo en una vitrina, lo cual es bastante válido también.

Es un hobby bastante extendido en el mundo, sobre todo en Europa y Estados Unidos, donde se puede encontrar material adecuado al gusto de cada trenero.


Algo de historia

Sólo algo...porque es de las partes que menos me interesan. El modelismo a escala se puede remontar a cuando Josef Ritter von Baader construyó en 1825 un modelo a escala (que funcionaba) para mostrarle a un rey el plan maestro de un posible sistema ferroviario. Otro evento importante, ya establecida un poco la afición, es cuando Märklin, empresa de ferromodelismo que aún existe, desarrolló en 1891 un sistema de rieles para sus trenecitos de cuerda.  Para 1935 en Estados Unidos, se crea la NMRA, asociación que fundó y decretó ciertos estándares para el ferromodelismo. A la fecha existe aún, y muchos modelistas se ciñen a sus reglas y estándares.

 Rapido, sinónimo de...rápido, jajajaja...

En 1962 la compañía de Nuremberg, Arnold, creó una escala que hasta la fecha subsiste (y es la que yo manejo) la N, que se volvió bastante popular por su pequeño tamaño, además de crear un standard para los ganchos de los carros, el gancho tipo "Rapido" que hasta la fecha manejan muchas compañías fabricantes de los ferrocarriles a escala. No es el mejor gancho, pero sí el más rápido...de ahi el nombre, jajaja. Y de ahí pal real, actualmente ciertos beneficios de otras áreas se han añadido al ferromodelismo, como la electrónica, ya es posible controlar una maqueta con una computadora y también añadir luces, sonidos y cosas por el estilo gracias a la fibra óptica, circuitos integrados y demás. 

 Un control digital de última generación

Componentes

 El Reverendo Alegría es un ferroloco

En algunas caricaturas o series se ve un trenecito corriendo en un ovalito de vías y nada más. Eso parece porque obvio por tiempo no se profundiza en el detalle. Pero, ¿qué es lo básico que define, en mi opinión, a la afición?

El material rodante, sobre todo el motriz, es parte indispensable en una maqueta ferroviaria

1-El material rodante. Sin este, no sería algo ferroviario. Y con material rodante me refiero a fuerza motriz, que son las locomotoras o carros autopropulsados como tranvías y los llamados autovías. Hay una gran variedad, en las primeras, pueden ser las viejas locomotoras de vapor, locomotoras diesel o eléctricas (a escala, todo es eléctrico...cuando me refiero al tipo hablo de su representación) y como mencionaba, los carros que se autopropulsan ya sea por diesel o electricidad.

 Un caboose pintado por don Mario Ramirez, y perteneciente a mi colección

Y también el material a remolcar. Cuando se habla de un tren se piensa normalmente en carga y pasajeros. Pero va mucho más allá. En carga podemos encontrar carros o furgones-caja de diferentes tipos y largos, autoracks para transportar automóviles, tolvas, góndolas, cisternas, carros jaula, cabooses, grúas, plataformas...puf...tantos como propósitos asociados al ferrocarril existen. Y en pasajeros ni se diga: carros de primera, segunda y tercera clase, con domo, de costados lisos o estriados, dormitorios, carros comedor...la lista es larga. Eso es a grandes rasgos, pues hay muchos más tipos de material rodante.


2-Los rieles. Dependiendo la escala, hay distintos tipos de rieles. Pueden ser con terraplén (generalmente de plástico) con un sistema de ensamblaje sencillo, como en los kits que venden para comenzar la afición, o sin terraplén, de vías rectas o curvas o cambios de vía. O puede ser, como es también muy popular, vía flexible, la cual se corta y curva de acuerdo a las necesidades de la maqueta.A esto se pueden añadir puentes, túneles, casas redondas, cambios de vía eléctricos, etc.

 Las vías flexibles son sumamente versátiles

3-La alimentación. Los trenes eléctricos se valen de un transformador que energiza los rieles y echa a andar los motores del material rodante. Y esta generalmente viene en dos tipos: análoga, donde sólo se puede controlar la marcha adelante-atrás de un sólo tren en una sola vía, o digital, lo más actual, donde en la misma vía pueden ir varios trenes a distintas velocidades, controlar luces, sonidos, etc. 

3-La ambientación. Si se quiere ir más allá del ovalito bajo el árbol de navidad o sobre el suelo directamente, se recurre a algo extra para darle realismo, o incluso fantasía si se quiere. Ahora que recuerdo, no he visto ninguna maqueta cuyo tema sea absolutamente de fantasía, se me ocurre (y aunque no me gusta, guacala) que alguien podría usar el kit del tren de Harry Potter y hacer una maqueta basada en ese universo de maguitos sonric's.

 Un detallito añade vida a la maqueta

La ambientación va desde la base sobre la que haremos la maqueta (que viene siendo el terreno), pasando por decidir si este será absolutamente plano (cosa imposible, que ni siquiera los amplios campos de Castilla son planos) o si lo hacemos más interesante con desniveles, barrancas, montañas, colinas o qué sé yo.

Hablando de colinas y wea, deberemos pensar en el Medio Físico Natural. Sí, arquis...jejejeje...si es bosque, desierto, zona costera, y tomar en cuenta elementos como el color de la tierra, follaje, árboles, animales, cuerpos de agua, cosas por el estilo.

 Uno de mis primeros arbolitos...todavía no entraba a la facultad...

 Y el Medio Físico Artificial. Eso depende si en la maqueta hay edificios como una estación, casas, silos, bodegas, contenedores, todo depende del lugar que se esté recreando. Aparte detalles como postes, puentes, bardas, carreteras (ahi entramos en las redes) caminos rurales, etc.

La ambientación se puede nutrir de recuerdos, cosas vistas, la realidad...todo vale

Nuestro material rodante no ha de ser el único medio de locomoción en ese ambiente recreado o ficticio. ¿Qué tal si se añaden coches, camiones, autobuses, aviones, todo dependiendo del tamaño y alcance de nuestra maqueta?. Y por supuesto, hay muchas maquetas que parece son de un pueblo fantasma. Hacen falta las escalas humanas, personitas a escala, tanto en las calles, edificios y trenes, que parezca que están haciendo algo, conversando, trabajando, y también...eeeh...


Se me escapan muchos detalles, pero no quiero hacer de esto un ladrillo ilegible.

Cómo comenzar

Como con cualquier hobby, se deben tomar en cuenta varias cosas. Linkeo a un excelente post del Mago Saurom con respecto a:


Muchas de las cosas que se hablan en el post se aplican al ferromodelismo. Por supuesto, tiene sus particularidades.


Primero que nada, en el caso de esta afición, es ver el espacio. ¿Qué tanto espacio poseo para hacer una maqueta? esto es decisivo, pues dependiendo del espacio se elige la escala. Y el lugar donde se colocará, que de manera ideal debería ser donde no pase gente y libre de polvo, mascotas y humedad, así como de luz solar directa.

Voy a poner una tabla con las escalas más comerciales, sólo comentaré que las más populares son dos: la H0 (1:87) y la N (1:160):




Casi (casi) cualquier escala que elijamos nos servirá para algo. Incluso si tenemos un mini departamento podemos tener trenes escala G, pero exhibidos en un anaquel. O si tenemos una mansión, podremos representar todo un país en escala Z. Todo depende. Ahora, ¿dónde se consiguen los primeros trenes?

 Ejemplo de un set de iniciación. Hay complejos como este, o más sencillitos

Ok, una fuente para comenzar a coleccionar y a ser ferroloco son los sets que ya vienen listos para correr...después de un breve ensamble, claro. Generalmente se componen de un trenecito compuesto por la locomotora y unos 4 o 5 carros, y dependiendo del set puede ser de carga o pasajeros. Además trae ya un sistema de rieles para construir aunque sea un ovalito, amén de la fuente de poder y quizás algun plus como señalización, escalas humanas o vehículos. En mi caso no fue así, ya que como comento, un tío me regaló algunas cosillas de la afición en escala N, ideal para mi casita. ¿Dónde compramos sets o material rodante suelto? Pues en las tiendaaaas xD. Sólo basta checar en algún directorio de nuestra ciudad y ver si hay alguna. Y si no, Internet es la solución.

En el caso del DF las tiendas que más me han gustado son Trenes SA (Ok, no está en el DF, está en Satélite, pero tienen buen surtido) La Casa del Ferrocarrilero, frente al Monumento a la Madre cerca de Reforma (y a la noche ahi cerca está Sullivan por si quieren ir a jugar al trenecito, jajajaja) y Wola Recreativos, por Calzada de Tlalpan y Periférico.

Es recomendable ir primero a VER antes de comprar algo. A VER para comenzar a ser metódicos. Ya elegimos la escala. Ahora hay qué elegir la época. Sí...es en cierto modo importante, pero no es imprescindible. ¿Queremos representar la era de los trenes de vapor, o quizás los ferrocarriles norteamericanos en los ochentas, o los mexicanos en los setentas? ¿O queremos representar los fríos bosques de la Suiza contemporánea? Con esta última pregunta saqué otro punto: el lugar. Si vamos a representar, por ejemplo, América, va a estar raro ver a un TGV o a un AVE circulando por nuestras vías. Y si queremos representar Europa, lo mismo se aplica a ver por sus rieles un tren de Amtrak o de Nacionales de México. Claro, se puede hacer, es la maqueta de cada quien. Pero recomiendo elegir lugar y época, sobre todo, porque algunas tiendas manejan más material americano que europeo y viceversa.

Ahora, ¿qué se va a hacer en ese lugar? ¿llegarán trenes cargueros a dejar su contenido? ¿o será un lugar donde lleguen trenes de pasajeros? con respecto a esto, eligiremos la ambientación, que ha de ir también acorde a la época, aunque no es una ley inquebrantable.

¿Cómo alimentaremos nuestros trenes? La mayor parte de los kits y material rodante viene preparado para alimentación análoga, pero puede ser convertida a digital. Podemos optar por análogo por que es mucho más barato, e incluso como yo, ir comprando material digital poco a poco para a futuro poder comenzar (actualmente solo tengo un decodificador, jajaja).

¿Es un hobby caro? Sí y no. En mi caso a veces sí y a veces no. Comencé casi gratis. La mayoría de mi material es usado y me ha salido relativamente barato. Los elementos de ambientación como árboles y edificios comprados en tiendas son carísimos. Pero siempre hay alternativas económicas, más si se tiene conocimiento de maquetas. Se reemplaza el plástico con cartón y se hacen arbolitos de zacate y ya está. La naturaleza muerta está en abundancia, como ramitas para representar troncos, semillas de coníferas, zacate...

En el caso de vehículos se venden muchos a escala 1/144 que ajustan bastante bien a la escala que yo manejo, la N. Y varios modelos estáticos para armar también, sobre todo aviones, comerciales y de guerra.

¿Quita tiempo? No si el objetivo es coleccionar y de vez en cuando correr trenes. Cuando no hay tiempo, la magia del hobby puede radicar en el repintado, el almacenaje y el inventario. Y es algo que disfruto en cierto modo. Ah, y el tuneado de ciertos elementos del material rodante así como la construcción de edificios para la escala.

 Este es un gran trabajo de envejecido en una locomotora a escala. Si no hay tiempo para correr un tren, siempre habrá tiempo para trabajos de pintura y temperizado, pues se puede hacer por ratitos.

Esto fue, como quien dice, para empezar. Hay mucho más por abundar en el tema, pero ya me cansé. Para esto, hay muy buenos sitios donde consultar info.

Por ejemplo, Plataforma N, sitio con muchos artículos sobre cómo hacer elementos de ambientación a bajo costo, así como añadir cosas como luces y demás menesteres de electrónica al material rodante.

Para proveedores, don Mario Ramirez es quien a veces me vende cosas. No sé cómo le hace, pero a veces tiene precios tan bajos que ni en eBay. Aparte es un experto en el pintado de vagones y locomotoras mexicanas,  y especialista en escala N.

Youtube también es una fuente de información para la afición, con videos ilustrativos y consejo de veteranos, como Carlos Thompson:


Nos vemos en el horizonte, donde los rieles se juntan...

Otras entradas