sábado, 21 de julio de 2012

Run away...turn away...

Los ferrocarriles, sean de carga o de pasajeros, han estado asociados con el desplazamiento de un lado a otro, y también con el buscar nuevos horizontes, el crecimiento, y tambien las despedidas.

Desde la escena clásica de los amantes despidiéndose, ella en la ventana del tren y él corriendo en el andén como queriendo detenerlo, o correr a la par del vagón que se aleja, o los vagabundos que se mueven de sitio viajando de incógnito en un vagón de carga. Incluso escenas más actuales...y reales, como los indocumentados subidos en tolvas o carros caja, buscando el sueño americano. 

Desde que surgió, el ferrocarril, más en unos lugares que en otros, ha sido símbolo de movimiento y de cambio. Increíblemente lo sigue siendo, cuando conecta una nación con otra, el campo con la ciudad; quizás no se nota tanto porque ya la gente no repara en ello, pero así sigue siendo.

Con esta entrada, inauguro una nueva categoría que quizás es impensable en un blog ferrocarrilero: Música. Y les dejo un video de Bronski Beat, clásico de los ochentas, "Smalltown boy":


Lo mejor es que los rieles y el paisaje que se desplaza rápidamente se superponen al viaje...el dejar el hogar, el dejarlo todo para buscar algo nuevo...en tren.

Otras entradas